contributing content

8 Razones para el crowdsourcing de contenido

Ya seas el director de comunicación de una gran compañía o un community manager freelance, en la actualidad tu oficio está en el punto de mira. Las expectativas son elevadas: debes conocer todo lo que está pasando relacionado con tu organización y tener todas las respuestas a las posibles preguntas de tus públicos.
No obstante, nadie nace con superpoderes. Tu trabajo viene determinado por una habitual falta de tiempo y de recursos. Fidelizar a los clientes con contenido relevante es una tasca bastante compleja que depende de una gran cantidad de inputs.
La recopilación y organización de contenidos es un gran desafío y no es una tarea que pueda asumir una sola persona. La solución pasa por el crowdsourcing de contenidos. Imagina disponer de un equipo de personas que aportan contenido relevante en tiempo real sobre tu organización, todo en un mismo espacio. Sería genial, ¿no?
Es como tener informantes en todos los sitios. Cada informante publica contenido de forma espontánea sobre cuestiones, temas y eventos o proyectos que están pasando, relacionados con la organización. Estas publicaciones se recopilan en una “sala de edición” para que el propietario (tú) pueda usar esa información relevante para fidelizar a su comunidad.
Hay 8 razones importantes para pasarse al crowdsourcing de contenidos:
Conocimiento: no se puede estar en todos los sitios a la vez. Es crucial tener una red de colaboradores que te mantienen informado.

 

 

  1. Timing: un flujo continuo de contenido relevante implica más oportunidades de conseguir atraer a tu público.
  2. Granularidad: la creciente demanda de contenido granular (específico) implica profundizar más en áreas específicas de la organización para obtener información relevante.
  3. Identidad: implicar a todos los actores de la organización hace que esta refleje su veritable cultura y transmita empatía a su audiencia.
  4. Productividad: un plan de crowdsourcing de contenidos bien estructurado ahorra tiempo y esfuerzo. Los contenidos creados por los colaboradores entran en la “sala de edición” y son clasificados para ser accesibles y exportables en todo momento.
  5. Colaboración: implementar una auténtica cultura colaborativa en la organización aporta coherencia y ahora está al alcance de todos.
  6. Motivación: el marketing de contenidos implica trabajo en equipo. El feedback que recibe cada colaborador en particular hace más fuerte al equipo en su conjunto.
  7. Fuentes: acreditar la fuente del contenido es algo habitual en la web 2.0. No obstante, ahora la fuente es un productor de contenido específico y experto en su área de contenido granular.

 

 

 

Si estás interesado en el crowdsourcing de contenidos puedes abrir una cuenta en Messagenes y crear tu propia “sala de edición” (nosotros la hemos llamado Newsroom”). Consíguelo de forma gratuita en www.messagenes.com.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *