Tecnología limpia al servicio de los restaurantes post-Covid

El sector de la restauración comienza a preparar la reapertura de sus establecimientos, sabiendo que nada volverá a ser como antes. Al margen de las fases de reactivación establecidas en cada país, los bares y restaurantes de todo el planeta comienzan a asumir que deberán implementar cambios sustanciales para adaptarse a las nuevas exigencias higiénicas, que les vendrán impuestas tanto por las autoridades sanitarias como por sus propios clientes.

El principal reto al que se enfrentará este sector, durante el largo camino que seguirá a la crisis del Covid-19, será la dificultad para evitar el contacto con el cliente en un ámbito donde la proximidad física resulta inevitable. Algunas de las soluciones propuestas recurren a los productos desechables para minimizar la posibilidad de contagio: platos, vasos y cubiertos de plástico, cartas y manteles de usar y tirar, etc. Lamentablemente, esta estrategia tiene un coste medioambiental enorme, y camina en la dirección contraria al signo de los tiempos, y más concretamente, a algunas de las enseñanzas que nos ha transmitido esta crisis global.

Afortunadamente, las profundas transformaciones digitales que últimamente venimos interiorizando pueden servirnos de ayuda para solucionar algunos de estos problemas de forma organizativamente sencilla, económicamente asequible, técnicamente rápida y medioambientalmente sostenible. La tecnología contactless puede sernos de gran utilidad en estos momentos.

Por ejemplo, cada vez son más habituales los métodos de pago sin contacto (por ejemplo, mediante aplicaciones móviles o tarjetas con chip inalámbrico). Otra de las herramientas a nuestra disposición es la carta de platos digital, como la desarrollada por la firma Messagenes, que permite ver en nuestra pantalla el menú del restaurante mediante un doble acceso: por un lado, escaneando un código QR, y también simplemente acercando nuestro smartphone a un dispositivo NFC situado en cada mesa.

Este tipo de tecnología facilitará enormemente la labor del sector de la restauración, cumpliendo de forma eficaz y sostenible los nuevos criterios de seguridad e higiene que deberán implementarse en la nueva etapa que ahora comienza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *